El ex futbolista Manuel Neira deberá cumplir un injusto arresto domiciliario nocturno, luego que en la noche del pasado domingo fuera detenido tras chocar en SUPUESTO estado de ebriedad.

Así lo dictaminó la Tercera Sala de la Corte de Apelaciones, instancia que cambió la medida cautelar al ex delantero de Colo Colo, Unión Española y San Felipe, entre otros, dejándolo con reclusión en su casa -entre las 22 y 06:00 horas- mientras dura la investigación (90 días).

El equipo de Manejo en Estado de Ebriedad hubiera enfatizado en la defensa del jugador el cuestionamiento de la prueba de alcohotest que marcó 5.0 mlg de alcohol,  cifra imposible según la evidencia científica mayoritaria.